Tienda

El rigor en el Psicoanálisis. Su Sinthoma y sus escrituras.

Carlos Bermejo Mozas

32,00

Carlos Bermejo Mozas es licenciado en Psicología y está habilitado como Psicólogo Sanitario. Tiene el título oficial de Especialista en Psicología Clínica y está habilitado como especialista en Psicoterapia (EFPA). Además es ex-profesor del Graduado en Seguridad e Investigación Privada de la Facultad de Derecho de la UB (Universidad Barcelona), anteriormente Instituto de Criminología de la Facultad de Derecho de la UB. Ha trabajado en los Servicios de Salud Mental de la Seguridad Social de Cataluña. Codirige una consulta de psiquiatría y psicología en la ciudad. Practica el psicoanálisis en la consulta de este Centro. Realiza supervisiones en servicios clínicos de salud mental de orientación psicoanalítica. Dirige el Centro superior de investigaciones de la doctrina del psicoanálisis en relación con la praxis clínica. Se dedica activamente a la enseñanza del psicoanálisis a psicoanalistas y es director de la revista virtual psicoanalítica a-NUDAMIENTOS, revista cuyos links se encuentran más adelante. Anima junto a otros colegas el espacio de debate de casos clínicos ESPAI CLÍNIC PSICOANALÍTIC en la ciudad de Barcelona. Es miembro de la Escuela de Psicoanálisis de los Foros del Campo Lacaniano-Foro Psicoanalític Barcelona (EPFCL-FPB).

Categoría: Etiqueta:

Descripción

Este libro es una recopilación de algunos textos que han sido escritos a lo largo de nuestra formación e investigación teórico-clínica durante los últimos treinta y cinco años. El primer fin fue enseñarnos a nosotros mismos. La obra de Lacan fue el eje sobre el que se situaron todas las otras lecturas, en particular la de Freud. Tras una primera aproximación a la lectura de Freud de forma directa y sin maestros, descubrimos a Lacan, y desde entonces nuestra lectura se ha basado en lo que algunos denominan orientación lacaniana y que nosotros preferimos llamar “des-orientación”. Pues, como decimos más abajo, el Inconsciente des-orienta a la razón clásica o científica.

La nuestra no es una lectura habitual. No lo es porque no se tra- ta de leer una obra establecida sino un working in progress. Desde el comienzo hicimos nuestra la tesis del mismo Lacan: “Mis escritos no están hechos para ser leídos sino para ser explicados”. En eso podemos coincidir con otras lecturas. ¿Qué diferencia a la nuestra? Nuestra conjetura la planteamos de entrada: el psicoanálisis es un discurso nuevo, pero no es un discurso aislado de los que le precedieron. No sólo por genetismo histórico, sino porque el discurso científico es estrictamente necesario para que el psicoanálisis pueda nacer.

Un discurso en el que sostenemos como tesis fundamental que, desde el punto de vista epistemológico (déjennoslo decir así de momento), es una apertura a un cierto más allá de la ciencia pero sin salirse de ella radicalmente. El campo que nos plantea el Inconsciente de Freud es un espacio-tiempo que se abre desde el de la ciencia y vuelve a cerrarse sobre él.

El Inconsciente freudiano nos introduce esa apertura que des-orienta la episteme científica pero (¡ésta es la tesis fuerte!) no lo hace sin una razón o sin ningún rigor. Más bien todo lo contrario, es desde otro rigor que cuando se abre desequilibra y desorienta la razón y el rigor científico. La escritura será el operador fundamental basado en la letra. La letra, sea como el soporte material del significante (no del signo), sea como subconjunto del espacio del goce, estará comandada por el tiempo del Inconsciente y trabajada por los discursos, se realizará en el espacio RSI. La letra, como los números de la ciencia, llevará la contabilidad del goce y efectuará los efectos de un lugar o nivel al otro. En particular, aplicará en los límites entre lo significable y lo real. Lo que el psicoanalista francés Jacques Lacan denominó “el paso del litoral a lo literal”, entre ambos terrenos, a lo literal donde el sentido viene a unirse a la escritura en estado puro

Sinopsis de El rigor en el Psicoanálisis. Su Sinptoma y sus escrituras.

Este libro es una recopilación de algunos textos que han sido escritos a lo largo de nuestra formación e investigación teórico-clínica durante los últimos treinta y cinco años. El primer fin fue enseñarnos a nosotros mismos. La obra de Lacan fue el eje sobre el que se situaron todas las otras lecturas, en particular la de Freud. Tras una primera aproximación a la lectura de Freud de forma directa y sin maestros, descubrimos a Lacan, y desde entonces nuestra lectura se ha basado en lo que algunos denominan orientación lacaniana y que nosotros preferimos llamar “des-orientación”. Pues, como decimos más abajo, el Inconsciente des-orienta a la razón clásica o científica.

La nuestra no es una lectura habitual. No lo es porque no se tra- ta de leer una obra establecida sino un working in progress. Desde el comienzo hicimos nuestra la tesis del mismo Lacan: “Mis escritos no están hechos para ser leídos sino para ser explicados”. En eso podemos coincidir con otras lecturas. ¿Qué diferencia a la nues- tra? Nuestra conjetura la planteamos de entrada: el psicoanálisis es un discurso nuevo, pero no es un discurso aislado de los que le precedieron. No sólo por genetismo histórico, sino porque el discurso científico es estrictamente necesario para que el psicoanálisis pueda nacer.

Un discurso en el que sostenemos como tesis fundamental que, desde el punto de vista epistemológico (déjennoslo decir así de momento), es una apertura a un cierto más allá de la ciencia pero sin salirse de ella radicalmente. El campo que nos plantea el Inconsciente de Freud es un espacio-tiempo que se abre desde el de la ciencia y vuelve a cerrarse sobre él.

El Inconsciente freudiano nos introduce esa apertura que des-orienta la episteme científica pero (¡ésta es la tesis fuerte!) no lo hace sin una razón o sin ningún rigor. Más bien todo lo contrario, es desde otro rigor que cuando se abre desequilibra y desorienta la razón y el rigor científico.
La escritura será el operador fundamental basado en la letra. La letra, sea como el soporte material del significante (no del signo), sea como subconjunto del espacio del goce, estará comandada por el tiempo del Inconsciente y trabajada por los discursos, se realizará en el espacio RSI. La letra, como los números de la ciencia, llevará la contabilidad del goce y efectuará los efectos de un lugar o nivel al otro. En particular, aplicará en los límites entre lo significable y lo real. Lo que el psicoanalista francés Jacques Lacan denominó “el paso del litoral a lo literal”, entre ambos terrenos, a lo literal donde el sentido viene a unirse a la escritura en estado puro.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El rigor en el Psicoanálisis. Su Sinthoma y sus escrituras.”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!